Educadores Argentinos: Petronila Wagner Sosa

Petronila Wagner Sosa

31 de mayo de 1881, Buenos Aires – 25 de noviembre de 1962, Buenos Aires

Biografía:

Nació en Capilla del Señor, provincia de Buenos Aires. Su padre, Federico Wagner, era un inmigrante de origen austro-húngaro que se estableció en Entre Ríos y contrajo nupcias con una argentina, Luisa Sosa. Tuvieron cinco hijos: dos varones y tres mujeres, una de ellas, Petronila. Todas se dedicaron a la educación: su hermana Augusta ejerció la docencia en áreas como la enseñanza artística, mientras que Elsa se especializó en la escritura de textos escolares.

En esa época los hombres solían ser los autores de los textos escolares. Petronila Wagner Sosa fue una de las primeras mujeres argentinas en acceder a ello. Durante las celebraciones por el Centenario de Mayo, la reconocida editorial Estrada la convocó para escribir uno, que se llamó Patria, hogar y fraternidad. Allí Wagner Sosa advertía al lector: “Faltar a nuestros deberes es atraernos infinidad de males que nos causarán desgracia”.

En Patria, hogar y fraternidad las lecturas apuntan a moralizar a la sociedad: cada relato viene acompañado por una moraleja donde la autora invita a reflexionar al niño y a la niña sobre las acciones cotidianas: “He escrito esta colección de narraciones, alternando la moral social con la individual y política para que la monotonía del tema tratado no canse la atención, conservando, así, el interés despierto.”.

Por esos años se llevó a cabo en Buenos Aires el Primer Congreso Nacional del Niño, que contó con la presencia de médicos, juristas y educadoras, entre las que se destacaron Raquel Camaña y Petronila Wagner Sosa.

Petronila llamó a su disertación De las casas-cunas para hijos de obreros. Abordaba este tema social desde la perspectiva de la lucha de los derechos de la mujer y del niño y de la niña. Los medios de comunicación de la época cubrieron estas intervenciones. El periódico La Prensa destacó: “[El Congreso] es un signo de los tiempos que así lo exigen llenando la necesidad espiritual que se ha presentado en la época oportuna que le correspondía, época de transición entre el pasado y el porvenir, obra fundamental que marcará rumbos nuevos y definidos a la nueva civilización americana”.

Continuó su actividad didáctica con la publicación de otros textos escolares, como Cartilla argentina, Nociones de moral cívica y política, Catecismo de la doctrina cívica y Vademecum del maestro. Todos se centran en la lectura como un instrumento de formación moral y social.

Wagner Sosa incursionó en la escritura de poemas en prosa y fue autora de piezas musicales con letra y música. También hizo colaboraciones periodísticas en diversos suplementos literarios

Sus obras:

  • Patria, hogar y fraternidad : libro de lecturas morales para 3er. y 4to. grado – Estrada, 1910

También te podría gustar...

error

¿Disfrutas de este blog? Por favor, pasa la voz :-)

Pinterest
fb-share-icon
Instagram
WhatsApp