Educadores Argentinos: Yole Zolezzi

Yole Amelia Margarita Zolezzi de Bermúdez

16 de junio de 1881, Buenos Aires – (sin fecha de fallecimiento)

Biografía:

Yole Zolezzi nació en Buenos Aires el 16 de junio de 1881, aunque también se han encontrado registros de su nacimiento datados en 1867. Nació en el seno de una familia de seis hermanos. Tempranamente dio muestras de su vocación docente y se trasladó a la ciudad de Paraná para ingresar a la Escuela Normal, donde se focalizó en la educación de los niños en sus primeros años de vida. El sistema Froebel había sido instaurado por la reforma introducida por Sara Eccleston, una de las pioneras en la educación kindergarten en nuestro país. Zolezzi fue una de sus primeras discípulas.

Se casó con el político y docente Manuel Antonio Bermúdez de Paraná, quien luego fue Gobernador del Territorio Nacional de Misiones (1905-1908), Intendente Municipal de Corrientes, Ministro de Hacienda e Instrucción Pública de la Provincia de Corrientes (1914-1918) y Ministro de Gobierno (1922-1926). Ocupó todos los cargos con el acompañamiento de su esposa.

Paralelamente a la acción política que tenía con su marido, Yole se convirtió en directora de la Escuela Normal de Corrientes. Miss Howe, una de las maestras norteamericanas que había llegado al país en tiempos de Sarmiento, era directora en la Escuela Normal de la ciudad de Corrientes. Howe renunció en 1895 e, inmediatamente, Zolezzi ocupó el cargo. Apenas llegada, creó un jardín de infantes anexo a la Escuela Normal. Con esta acción, demostró claramente su capacidad de gestión.

Yole le escribió al Ministro de Instrucción Pública de la Nación, doctor Antonio Bermejo: “Teniendo mi diploma especial de Profesora de Jardín de Infantes y no hallando hoy una persona competente para dirigir este kindergarten, interinamente (interinato que por lo menos durará este año), si V.E. lo permite, quedará bajo mi Dirección, arreglando de tal manera las clases que queden fuera de las horas de mi trabajo ordinario, de manera que siempre estará en todo y por todo y que si pudieran haber desventajas estas serían únicamente para mí, puesto que viene a ser un recargo de trabajo – que gustosa me impongo – y que no quiero sea remunerado, por eso renuncio indeclinablemente al sueldo, solo me permito hacer una observación, también pensando en el bienestar de la Escuela, y es que los 200 pesos que corresponden a Directora del Jardín de Infantes se repartan de este modo: 60$ para enriquecimiento de esta pobrísima biblioteca y el resto en becas de $20 cada una en favor de las nuevas alumnas que han venido de los departamentos”. Fue directora en la Escuela Normal de Corrientes hasta 1900.

A partir de su asunción como directora de la escuela normal, también ocupó un nuevo rol en el mundo de la educación, decidiendo emprender una serie de actividades vinculadas al mundo de la prensa educativa. La primera fue la fundación y dirección de El hogar y la escuela, revista ilustrada de educación (Buenos Aires, 1894-1896). La publicación ofrecía a los docentes materiales para las fiestas escolares, biografías (San Martín y Belgrano), poesías y obras de teatro. Sus lectores se informaban sobre los actos escolares celebrados en las diferentes escuelas, también brindaba lecturas y ejercicios para las alumnas de las escuelas normales, entre los cuales podemos mencionar “Lecciones sobre objetos” y “Trabajos Manuales”. La revista acompañaba a las maestras y maestros desde el inicio de sus estudios y a lo largo de su vida profesional.

En 1900 se realizó en Buenos Aires el Segundo Congreso Pedagógico. Allí Zolezzi propuso la creación de escuelas especiales destinadas a la educación de niños con dificultades para el aprendizaje, copiando el modelo francés del siglo XIX. De esa manera, ingresó a un nuevo espacio de la educación, pero esta incursión en ese campo fue pasajera, y Zolezzi regresó inmediatamente al mundo de los jardines de infantes.

Otra de las problemáticas educativas que abordó, se vinculó con la importancia del “idioma nacional” y la práctica de la lectura en niños y niñas durante los primeros años de escolarización. Por esos años, la escuela argentina se veía obligada a lograr la homogeneización de sus alumnos y alumnas, y la lectura podía convertirse en el método didáctico ideal para lograrlo. Procuró que la lectura en la escuela se convirtiera en un hábito complementario, buscando la lectura por placer y no por la exigencia del diseño curricular de la época. Zolezzi consideraba que la mejor forma de vivir el ocio era a través de la lectura, y eso trataba de aplicarlo en todos sus emprendimientos educativos.

En 1935 se creó la Asociación Pro-Difusión del kindergarten. Yole ocupó allí un espacio de acción junto con otras educadoras, como Rita Latallada, Pilar Terán y Rosario Vera Peñaloza. Se propusieron crear nuevos jardines de infantes y lograr que la especialidad de maestra jardinera se jerarquizara al nivel del de la maestra de grado.

Su influencia se puede identificar muy fácilmente en las maestras normalistas que forjaron el sistema educativo argentino y que continuaron su legado. Zolezzi fue una tenaz defensora de la educación desde el jardín de infantes y gran impulsora del método Froebel. Se convirtió en una pieza fundamental en la formación de docentes para la primera infancia en nuestro país

Obra:

  • Consejos maternos, 1895
  • Enseñanza actual de la pedagogía : conocimientos que se dan a los alumnos maestros.
  • Fábulas y cuentos : [aplicación de ellos a la enseñanza del idioma nacional].
  • El Hogar y la Escuela.
  • Conversación pedagógica : traducido expresamente para la Revista de Enseñanza por Y. A. Zolezzi

También te podría gustar...

error

¿Disfrutas de este blog? Por favor, pasa la voz :-)

Pinterest
fb-share-icon
Instagram
WhatsApp