24 de enero ~ Día Internacional de la Educación

Día Internacional de la Educación 2023

Sin una educación de calidad, inclusiva y equitativa para todos y de oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, los países no lograrán alcanzar la igualdad de género ni romper el ciclo de pobreza que deja rezagados a millones de niños, jóvenes y adultos.

Convocatorias

Año Tema
2019 Día Internacional de la Educación 2019
2020 El aprendizaje para los pueblos, el planeta, la prosperidad y la paz​
2021 Recuperar y revitalizar la educación para la generación COVID-19​
2022 Cambiar el rumbo, transformar la educación
2023 Invertir en las personas, priorizar la educación

Invertir en las personas, priorizar la educación

El año 2023 marca el ecuador desde que las Naciones Unidas adoptaron la Agenda 2030 para las personas, el planeta y la prosperidad, con un conjunto de 17 objetivos interrelacionados que se presentarán para su revisión en la Cumbre de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) en septiembre bajo el tema invertir en las personas. El quinto Día Internacional de la Educación se celebrará el 24 de enero de 2023 bajo el lema Invertir en las personas, priorizar la educación. de septiembre de 2022, el Día de este año pedirá que se mantenga una fuerte movilización política en torno a la educación y trazará el camino para traducir los compromisos y las iniciativas mundiales en acciones. Hay que dar prioridad a la educación para acelerar el progreso hacia todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible en un contexto de recesión mundial, desigualdades crecientes y crisis climática.

Aprovechando el impulso mundial generado por la Cumbre de las Naciones Unidas sobre la Transformación de la Educación de septiembre de 2022, el Día de este año insta a que se mantenga una fuerte movilización política en torno a la educación y se trace el camino para traducir los compromisos y las iniciativas mundiales en acciones. Hay que dar prioridad a la educación para acelerar el progreso hacia todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible en un contexto de recesión mundial, desigualdades crecientes y crisis climática.

Organización de las Naciones Unidas

educa-ticias

«La educación es un derecho humano, un bien público y una responsabilidad colectiva»

El 24 de enero se celebra el Día Internacional de la Educación, una fecha proclamada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de concienciar a todo el planeta de la importancia de la educación para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Concretamente el Objetivo número 4 establece una Educación de Calidad.

En realidad, la educación es la base para una sociedad justa, igualitaria y autosuficiente. La educación aumenta la productividad de las personas y como consecuencia, el potencial de crecimiento económico. Hace que las personas trabajen en lo que les guste y en lo que son buenos, e influye directamente en la felicidad de las personas. Porque una persona realizada es una persona feliz.

Por eso la educación ayuda a erradicar la pobreza y el hambre, contribuye a mejorar la salud, promueve la igualdad de género y puede reducir la desigualdad. En definitiva hace sociedades mejores.

El Derecho a la Educación es un derecho humano.

Datos negativos sobre la educación en el mundo

A pesar de que todos parecen estar de acuerdo en este tema, aún hay muchas carencias y los datos hacen pensar que queda mucho trabajo por hacer para conseguir el acceso de todos a una educación de calidad.

  • En el mundo hay aproximadamente 258 millones de niños y jóvenes sin escolarizar.
  • 617 millones de niños y adolescentes no saben leer ni tienen conocimientos básicos de matemáticas, lo mínimo para defenderse en la vida cotidiana.
  • En los paises en desarrollo el 91% de los niños se matriculan en la escuela, pero de ellos, 57 millones de niños no asisten a la escuela.
  • África Subsahariana tiene el record de niños sin escolarizar.
  • Los conflictos y guerras impiden que los niños asistan al colegio.
  • Los niños refugiados tampoco pueden asistir, alcanzando la cifra de 4 millones.

La educación es un derecho humano

El derecho a la educación está consagrado en el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La declaración exige la educación primaria gratuita y obligatoria. La Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada en 1989, va más allá al estipular que los países deberán hacer que la educación superior sea accesible para todos.

La educación es clave para el desarrollo sostenible

Cuando se adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la comunidad internacional reconoció que la educación es esencial para el éxito de sus 17 objetivos. El Objetivo número 4 de Desarrollo Sostenible tiene, concretamente, como objetivo “garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos” para el año 2030.

Los desafíos para lograr la educación universal

La educación ofrece a los niños y las niñas una oportunidad de salir de la pobreza y un camino para alcanzar un futuro prometedor. Sin embargo, 258 millones de niños y jóvenes siguen sin estar escolarizados, 617 millones de niños y adolescentes no pueden leer ni tienen los conocimientos básicos de matemáticas; menos del 40 por ciento de las niñas del África Subsahariana completan los estudios de secundaria de ciclo inferior y unos 4 millones de niños y jóvenes refugiados no pueden asistir a la escuela. El derecho a la educación de estas personas se ve afectado y eso es inaceptable.

Sin una educación de calidad, inclusiva y equitativa para todos y de oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, los países no lograrán alcanzar la igualdad de género ni romper el ciclo de pobreza que deja rezagados a millones de niños, jóvenes y adultos.

Cómo celebrar el Día de la Educación

Se ha creado una página web para centralizar toda la información y los eventos (UNESCO) que se van a desarrollar durante este año.

* Comparte en redes sociales con los hashtags #EducationDay #DíadelaEducación.

El 24 de enero de 2022 celebraremos el cuarto Día Internacional de la Educación bajo el lema «Cambiar el rumbo, transformar la educación». Tal y como se detalla en el reciente informe global de la UNESCO sobre ‘Los futuros de la educación’, transformar el futuro requiere reequilibrar de manera urgente la forma en la que nos relacionamos entre nosotros, con la naturaleza y con la tecnología que impregna nuestras vidas, que nos trae oportunidades innovadoras y, al mismo tiempo, plantea graves problemas de equidad, inclusión y participación democrática.

El Día Internacional de la Educación de este año será una plataforma para mostrar las transformaciones más importantes que hay que llevar a cabo para hacer realidad el derecho fundamental de todos a la educación y construir un futuro más sostenible, inclusivo y pacífico. Generará un debate sobre cómo fortalecer la educación como bien público y común, cómo dirigir la transformación digital, apoyar a los docentes, salvaguardar el planeta y liberar el potencial de cada persona para contribuir al bienestar colectivo y a nuestro hogar compartido.

MENSAJE DE LA DIRECTORA GENERAL

“En el pico de la pandemia, las escuelas llegaron incluso a estar cerradas para el 91% de los educandos, es decir, 1.500 millones de alumnos y estudiantes. Con ello, todo el mundo pudo constatar que la educación era un bien público mundial; que la escuela no solo era un lugar de aprendizaje, sino también un lugar de bienestar, protección, nutrición y emancipación. (…) En este Día Internacional, la UNESCO le invita a promover la educación como un derecho fundamental y como el instrumento más poderoso para el desarrollo. Porque defender el futuro de este derecho es defender el derecho al futuro.” — Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Internacional de la Educación.

El 3 de diciembre de 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por consenso una resolución que proclama el 24 de enero “Día Internacional de la Educación”, a fin de celebrar el papel desempeñado por la educación en favor de la paz y del desarrollo.

Mientras la comunidad internacional del sector educativo se reunía en Bruselas en el marco de la Reunión Mundial sobre la Educación, la Asamblea General de las Naciones Unidas envió un mensaje contundente que reconoce el papel clave desempeñado por la educación en favor de la paz y el desarrollo.

La aprobación de la resolución 73/25 titulada “Día Internacional de la Educación”, corredactada por Nigeria y otros 58 Estados miembros, demostró la voluntad política inquebrantable de apoyar las acciones transformadoras en favor de una educación inclusiva, equitable y de calidad para todos.

Al consagrar un día en particular a la educación en el mundo, la comunidad internacional ha reafirmado que la educación desempeña un papel clave en la construcción de sociedades sostenibles y resilientes, y que contribuye a la consecución de los demás Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Con el objetivo de reforzar la cooperación internacional en apoyo a los esfuerzos desplegados en aras de la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, la resolución ha hecho un llamamiento de todas las partes interesadas, fundamentalmente los Estados miembros, los organismos de las Naciones Unidas, así como la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales, las instituciones académicas, el sector privado, las personas a título individual y los demás sectores vinculados con estas cuestiones, con para que celebren el Día Internacional de la Educación.

Como institución de las Naciones Unidas especializada en la educación, la UNESCO contribuirá a la celebración anual de este Día en estrecha colaboración con los principales responsables del sector educativo.

El Excelentísimo Señor Tijjani Muhammad Bande, embajador y representante permanente de Nigeria ante las Naciones Unidas, presentó la resolución a la Asamblea General, y destacó que la proclamación del 24 de enero como “Día Internacional de la Educación” era una etapa importante en la promoción de la educación como aspecto esencial del desarrollo sostenible. Asimismo, insistió en el hecho de que la educación no es solo un derecho humano, sino también un elemento clave del desarrollo sostenible.

El 30 de noviembre de 2018, antes de que se aprobara la resolución, las misiones permanentes de Irlanda, Nigeria, Singapur y Qatar, en colaboración con la UNESCO, el UNICEF y ONU-Mujeres, organizaron un evento paralelo a fin de dar a conocer la resolución y crear una dinámica con miras a su aprobación. La reunión de alto nivel congregó a embajadores de renombre, encargados de formular políticas, así como a representantes de la comunidad diplomática y del sistema de las Naciones Unidas, la sociedad civil y el sector privado.

La Sra. Marie Paule Roudil, directora de la Oficina Regional de la UNESCO en Nueva York, destacó que la educación no era solo un objetivo esencial propio de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, sino también el objetivo que proporcionaba a las personas los medios para la consecución de este programa. “Es crucial adquirir los conocimientos, las competencias y las actitudes para poner en práctica el desarrollo sostenible y crear soluciones innovadoras para lograr nuestros objetivos a nivel mundial”, afirmó.

Asimismo, puso de relieve la contribución de la educación en la erradicación de la pobreza, la mejoría de los resultados en el ámbito sanitario, la promoción de la igualdad de género, la sostenibilidad medioambiental y la construcción de sociedades pacíficas y resilientes, a la vez que dio a conocer las conclusiones del último Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo “Construyendo puentes, no muros”.

También te podría gustar...

error

¿Disfrutas de este blog? Por favor, pasa la voz :-)

Pinterest
fb-share-icon
Instagram
WhatsApp