Una “a” que se volvió loca y ahora es una estrella!!!

¿Es de verdad una “a” que se volvió loca? ¡Claro que no! @ No es una “a”, es una arroba; y nació siendo arroba.

A loca” es el apodo que le pusieron en Serbia al signo que, en inglés, conocemos como “at”.
La arroba: @, el signo estrella de la informática, ¡nació en el siglo XV! Se ha encontrado una arroba en «La taula de Ariza», un documento comercial español de 1448.

"La taula de Ariza" texto aragonés de 1448, con el uso documentado del signo más antiguo.

En un manuscrito francés del año 1775 se emplea la utilización del símbolo @ como de unidad de medida.

La palabra «arroba» viene del árabe: ar- rub, que significa “la cuarta parte”. Era una unidad de medida muy usada antiguamente y representaba la cuarta parte de un «quintal».
Un quintal era una antigua unidad de masa​ española, que equivalía a:
100 libras castellanas, 46,008 kg.
El quintal tenía como fracción la arroba, que era la cuarta parte de un quintal (11,5 kg).
Cuando empezó a adoptarse el sistema métrico decimal en muchos lugares se redondeó el quintal a 50 kg, y más tarde se definió el quintal métrico como:
1 quintal métrico (qqm) = 100 kg

Esta unidad de masa cayó en desuso cuando se declaró obligatorio el uso del sistema métrico decimal en 1849. Sin embargo, todavía se usa en los mercados en algunos países de Centroamérica y Sudamérica, para la comercialización de productos agrícolas, especialmente para la compra de harina, azúcar y otros alimentos.
Como el signo se usaba en el comercio, en algunos países todavía se llama “a comercial”. Quienes hayan usado una máquina de escribir recuerdan que @ era uno de los signos que componían el teclado.

¿Por qué un signo tan antiguo se transformó en la estrella de la informática?

A fines de 1971, Ray Tomlinson envió el primer correo electrónico de la historia. Decidió usar el signo @ porque ya existía en los teclados desde 1885, y no se usaba con otro propósito. Era perfecto para separar el nombre del usuario del servidor (host) sin crear conflictos con otros símbolos comúnmente usados como le punto, la coma o los paréntesis.
Esta fue la primera dirección electrónica de la historia: tomlinson@bbn.tenexa. Quería decir que la ciberdirección «tomlinson» estaba en (at) el ciberlugar «bbn.tenexa«.

¿Existe una alternativa al verbo “mencionar”? Sí. El neologismo “arrobar” de @ es un término empleado en México, y otras partes del mundo, para hacer referencia a las menciones de usuarios en las diferentes redes sociales como Twitter e Instagram.

Como sabemos, para mencionar a los usuarios debemos utilizar el símbolo arroba (@), y, en virtud de ello, se ha creado este nuevo término que, en la actualidad, se ha vuelto muy popular. Incluso, la Real Academia Española ha incluido, a los significados anteriores, el mencionar a los usuarios en redes sociales. Vale recordar que este símbolo se utilizaba primordialmente para los correos electrónicos, sin embargo, con la creación de las redes sociales, su uso se ha extendido aun más.

En los últimos años, se ha generalizado otro uso de la arroba, basado en la expansión de un lenguaje no sexista, donde la arroba se usa para hacer explícita la alusión a ambos sexos (masculino y femenino).

La @ como arte ¿moderno?

En marzo del 2010, Paola Antonelli, curadora del Departamento de  Arquitectura y Diseño del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), informó en el blog del museo, sobre la adquisición del símbolo @ a la colección del departamento del que es curadora:

“Su adquisición se debe a que Tomlinson hizo un poderoso acto de diseño que no sólo cambió para siempre el significado y función de la @, sino que también se ha vuelto una parte importante de nuestra identidad en nuestra relación y comunicación con otros. Este rol (no intencionado) como diseñador debe ser reconocido y celebrado por nuestra colección.”

Al respecto explicó sobre los significados conceptuales y prácticos de este hecho. Como suele pasar en la relación entre los museos y el arte contemporáneo, la arquitectura y el diseño, dada la naturaleza de las obras en cuestión, ya sea abstracta, efímera, monumental, o intangible, se presentan retos de diversa índole. Por ejemplo, surgen reflexiones en torno a las formas de adquisición, resguardo, reproductibilidad, autoría, mantenimiento, manufactura, contexto, e inclusive, preguntas sobre la esencia de una obra de arte por sí misma. O también surge la interrogante sobre el hecho referido a si es necesaria la posesión física de un objeto para su adquisición, ya que, en el caso de la @ no se puede tener, pues es algo abstracto que no puede pertenecer a nadie, además es gratuito e invaluable a la vez.

Cómo se dice @ alrededor del mundo?

Por su forma tan simpática la @ recibe cariñosos sobrenombres:

Finlandés: Taksa -precio- o kissanhäntä -cola de gato.
Francés: Arrobase (también escargot -caracol- o arrobe )
Alemán: At, Klammaraffe o Affenschwanz -cola de mono. También strudel (comida).
Rumano: Coada de maimuta -cola de mono.
Italiano: Chiocciola -caracol.
Hebreo: Shablul -caracol.
Inglés: At, Commercial Sign, Arroba.
Coreano: Gol-baeng-i o dalfaengi -caracol acuático.
Griego: Papi o to pap’aki -patito.
Holandés: Apestaartje -cola de mono.
Ruso: Sobachka -perro pequeño.
Japonés: Atto maaku -en la marca.
Sueco: Alfaslang -alfa manguera o A con trompa.
Danés: Snabel-a -’a con rama’ o trompa de elefante o cola de cerdo.
Noruego: Kanel-bolle -torta con forma espiralada.
Húngaro: Kukac -gusano o larva.
Catalán: Arrova o rova.
Euskera: A Bildua .
Checo y eslovaco: Zavinac -tipo de arenque.
Búlgaro: Majmunsko a -’mono a’- o majmunska -monito.
Estonio: Kommertsmärk -marca comercial.
Frisio: Apesturtsje – cola de mono.
Mandarín: Xiao lao shu -ratoncito- o lao shu hao -marca de ratón.
Esperanto: Atelo -mono araña-, heliko -caracol-, po-signo -signo de cantidad exacta- o volvita a -a envuelta.
Lituano: Comercial et -at comercial
Serbio: Majmun -mono- o ludo a -a loca.
Turco: Gül -rosa.
Afrikaans: aapstert -cola de mono.
Sur de España, además de arroba, le dicen ¡ensaimada!

En resumen: La arroba tiene dos fuentes de origen, uno el de su símbolo y otro el de su nombre en español. El símbolo proviene desde el antiguo latín, mientras que el nombre “arroba” nace por influencia de los árabes y el uso que de medida que le dieron al símbolo.

Y ya que estamos en el tema de las Arrobas, una breve historia de efeméride argentina, correspondiente a este día feriado 18 de Noviembre.

Sabías qué?

El próximo miércoles 20 de noviembre se conmemora el día de la Batalla de Vuelta de Obligado, que ocurrió en 1845 sobre el río Paraná, en la zona de San Pedro.
Fue un enfrentamiento entre la Confederación Argentina, comandada por Juan Manuel de Rosas, y una escuadra anglofrancesa que pretendía controlar la navegación de los ríos. Algo que finalmente no logró.

 

Confirman los colores de los cañones de la batalla de Obligado:
En un registro prácticamente inédito en la historia argentina, tres manuscritos publicados por el Grupo Conservacionista de San Pedro, revelan los colores con los que el General Lucio Mansilla pintó su artillería durante la Guerra del Paraná.
Se trata de tres documentos manuscritos depositados en el Archivo General de la Nación en los que, tanto uno de sus oficiales, como el mismo Lucio Mancilla, Comandante en jefe del Departamento del Norte durante la Guerra del Paraná, solicitan a la Comandancia de Rosas en Santos Lugares, determinadas partidas de pintura para “pintar y repasar las cureñas” de su artillería.

Las cartas de los colores:
Las cartas donde se mencionan los colores de las baterías confederadas llamaron la atención de José Luis Aguilar, miembro fundador del Grupo Conservacionista de San Pedro, equipo del Museo Paleontológico “Fray Manuel de Torres”. Al analizar su contenido por primera vez comprendió que estaba ante un dato histórico novedoso que agregaría, literalmente, una pincelada de color al estudio de la Guerra del Paraná.
Según sus propios comentarios, “Las notas están fechadas el 29 de diciembre de 1845 desde San Nicolás; en enero de 1846 desde Rosario y el 16 de febrero de 1846 desde Buenos Aires.
En la primera nota, es el Comandante Francisco Crespo quien solicita al Juez de Paz de San Nicolás, Teodoro Bardoná, la provisión de pintura para «pintarse y repasarse las cureñas y el armón de la artillería volante al mando del Teniente Alzogaray». En ella solicita pintura colorada, blanca y negra, junto a aceite de linaza, aguarrás, lona y tachuelas. Cierra la nota explicando la urgencia del envío y solicitando, además, los pinceles necesarios para el repintado de la artillería.
La segunda carta analizada por el integrante del Museo Paleontológico de San Pedro está firmada por el propio Lucio Mansilla.

En ella, el General del Ejército Confederado solicita expresamente «los artículos que son necesarios para pintar los cañones nuevamente montados», detallándolos de la siguiente forma:
2 barriles de pintura punzó (rojo fuerte), de una arroba
2 barriles de pintura blanca, de una arroba
1 barril de pintura negra, de una arroba
2 garrafones de aceite de linaza
1 garrafón de aguarrás
2 arrobas de tiza para macilla
4 pinceles.

La arroba, como unidad de masa (en el caso de la tiza solicitada), equivale a unos 11 kilogramos. Como unidad de volumen (en el caso de la pintura), equivale a unos 12,5 litros.
En el caso de la tercera carta – continúa Aguilar – está escrita en Buenos Aires y es la resolución del Gobernador Juan Manuel de Rosas acerca del pedido hecho por Mansilla, ordenando al Edecán Antonino Reyes, en Santos Lugares, el envío de los materiales solicitados.
En ella se reiteran, uno por uno, los materiales pedidos por Mansilla y la aceptación de que «cuyo presupuesto en la parte que corresponde queda aprobado con sujeción a los precios corrientes de plaza…”

Impresionante ¿Quieren aprender más? ¡No se despeguen del Blog!

También te podría gustar...

error

¿Disfrutas de este blog? Por favor, pasa la voz :-)

Pinterest
fb-share-icon
Instagram
WhatsApp