Regresamos a nuestras tareas amigos…

Ya volvimos, vieron que la actividad docente comienza antes del inicio de clases, por ello traemos una pizca de humor para el retorno a las actividades, vamos a reir un ratito… 

Después de un merecido periodo de descanso, no siempre es sencillo regresar a las labores cotidianas.

Sin embargo, siempre es bueno regresar con la mejor actitud y con muy buen humor.

“La vida se domina sonriendo, o no se domina.” Proverbio chino

“La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz”. Proverbio escocés

“Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada”, decía William Shakespeare.

“El sentido del humor es comunicación y creatividad”. Lluís Cuguta.

“Cuanto más rápida es la transición entre lo serio y lo cómico, más sano está uno y mejor funciona su sistema inmunológico”. Mario Satz.

«Educación se escribe con H, con H de Humor», José Antonio Fraga

*** Razones para llevar el humor a la escuela:

El humor es cercano.

A los niños y jóvenes les resulta cotidiano, amable y atractivo. Favorece la espontaneidad y el alumnado lo utiliza a la mínima oportunidad que se le ofrece.

El humor es útil a nivel social y personal

Favoreciendo tanto el desarrollo escolar de la inteligencia social y las relaciones sociales, como la mejora de la salud emocional y la inteligencia propioceptiva, reduciendo las defensas y los miedos.

El humor propicia personas creativas.

Eliminando las respuestas obvias, el desarrollo de habilidades humorísticas mejora la creatividad de los individuos, y genera un estilo propio y peculiar  que se puede transferir a otros ámbitos personales, académicos o laborales.

El humor enriquece el pensamiento.

Desarrolla el pensamiento lateral  al acometer situaciones imprevisibles, potenciando formas de pensar en multidireccionales.

El humor favorece la resolución de problemas, retos y proyectos

Porque permite invertir el orden lógico de las cosas para entenderlas desde otro punto de vista. Al mismo tiempo ayuda a asumir riesgos y aceptar los errores.

El humor es una herramienta lingüística expresiva y comprensiva de primer orden

Pues invita a experimentar activa y creativamente con la palabra ya que se trata esencialmente de un juego verbal  y de manipulación del lenguaje.

El humor facilita la comunicación

Abriendo canales habitualmente cerrados en las aulas. También porque utiliza un lenguaje directo basado en  un espíritu de naturalidad y posibilita  al alumnado a expresar sus ideas personales sin cortapisas y a que  los aprendizajes sean significativos y eficaces.

El humor proporciona espacios positivos y constructivos.

La risa y la sonrisa generan un clima psicológico positivo que favorece el aprendizaje y la creatividad, aminora los problemas de disciplina, desdramatizando conflictos y evita conductas agresivas y hostiles.

El humor conecta docente y alumnado.

Cuando los alumnos perciben humor en el docente, sienten su empatía y su afecto, promoviendo su comprensión mutua y manteniendo unas relaciones armoniosas y de confianza en un clima de cooperación.

El humor genera estilos de ayuda y cooperación en el aula

Difíciles de conseguir con otros recursos docentes: aumenta la cohesión y el sentido de pertenencia al grupo; desarrolla la interacción y la motivación como motor del interés por aprender.

El docente perfecto es:

1. El primer día de regreso a clases: No puedes ser más optimista.
2. La temporada de exámenes: Es como un retiro espiritual de tres días. Sin lo espiritual, claro.
3. Cuando te dicen que tu trabajo es fácil… Claro, 36 años y mira lo bien que luzco (arrugas, ojeras, calambres, ronquera, etc).
4. Te vuelves inmune al café: Por todas las noches que pasas corrigiendo trabajos.
5. Cuando quieren aprobar a toda costa: “No vine en todo el semestre, pero ¿puedo entregar un trabajo mañana para aprobar?” ¿Es en serio?
6. “Qué bien que agregaron nuevos contenidos al programa”: Dijo ningún maestro, nunca.
7. Ese alumno con el que no puedes: Incluso has tenido pesadillas en las que era el protagonista.
8. Y el que desearías que ya no participara: Ese pequeño sabelotodo inquieto.
9. La única constante son los resfriados: Con uno que comience a estornudar basta para desatar una alarma de epidemia entre todo el grupo.
10. Dormir es un lujo desconocido: Porque aunque trates de dormir temprano, siempre tendrás trabajos por calificar, proyectos qué asesorar y además preparar la clase del día siguiente.
11. Cuando pasas 15 minutos explicando la actividad: Para que a los dos minutos de haber comenzado a realizarla, te pidan que les expliques otra vez.
12. Recibes mensajes o correo no deseado: Cuando recibes un correo y es de ‘ese’ padre incómodo que no encuentra la felicidad y desde el inicio del año se desquita contigo.
13. Cuando tratas de mantener la calma: Aunque por dentro te consuma la ira pero tienes que ser amable porque estás en el trabajo.
14. Cuando no sabes la respuesta a una pregunta: Sólo contestas que eso se ve en otra materia.
15. Los fines de semana sigues despertando temprano: Maldito reloj biológico.

Profesor, el peor trabajo del mundo:

-«Si claro, pero a vacaciones no les gana nadie!»

En ese sentido os voy a dar la razón, pero solo a medias y solo con las de verano, el resto son para corregir exámenes, ¿Sabéis el tiempo que puede llevar corregir un examen, de indescifrable letra, de matemáticas? Entre 30 y 45 minutos.

– «No es tanto»

Claro, ahora piensa en clases de 30 alumnos. Y en varios cursos, siendo no muy ambiciosos, 3 por ejemplo. Haz la cuenta de cuanto cuesta corregir esos 90 exámenes. Ya te la hago yo, que para eso he dado mates, más de 2 días ininterrumpidos sin dormir, ni comer, ni ir al baño. Y como esto no es posible… ¡Anda! si mis vacacionesse han ido al ca***o!

(fragmento extraído de Absortia)

Yo no fui docente por cuestiones de trabajo…

Si bien parece muy confuso y humorístico, esa es exactamente la intención!!!

Cuando comencé a estudiar «Magisterio» en mi pueblo (no había otra cosa a nivel superior), para estudiar una carrera universitaria debía viajar a diario o irme a otra ciudad, cosa que no me era posible. No había internet para anotarse y realizar carreras online como ahora.

En ese tiempo me llamaron para una entrevista laboral en un canal de tv por cable, yo tenía 18 años, era la oportunidad de hacer algo que realmente me fascinaba, entre luces, equipos, artistas, y varias cosas más que realizaba con mucho ahínco y que me dió muchas satisfacciones a lo largo de 10 años.

Pero por enredos de esta vida tan caótica y cuestiones del corazón, conocí por internet a mi esposo que es profesor de informática, me mudé de ciudad y formamos familia, ya pasaron casi 20 años de todo aquello. Seguí haciendo cosas que me apasionan, como el manejo web, programacion, diseño, etc, y ahora este Blog, y por supuesto con el tiempo me volví a aproximar al mundo docente, pero nunca dentro de un aula.

Quizás el destino sigue rumbeando para ese lado por alguna razón en particular, quien dice que hubiera disfrutado seguir la carrera docente…

¯\_(ツ)_/¯  ¯\_(ツ)_/¯  ¯\_(ツ)_/¯

Que le vamos a hacer… «Lo bueno, si es breve… (es doblemente breve)

Bueno queridos amigos, como les dije al comienzo… se terminaron las vacaciones. A trabajar se ha dicho!!!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

error

¿Disfrutas de este blog? Por favor, pasa la voz :-)

Pinterest
fb-share-icon
Instagram
WhatsApp