17 de Mayo ~ Día Internacional del Reciclaje

Se celebra el Día Mundial del Reciclaje con el objetivo de concienciar a la sociedad acerca de la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden, para no contribuir al cambio climático, y así proteger el medio ambiente.

El símbolo original del reciclaje se creó en 1970, en un concurso de diseño entre estudiantes estadounidenses, organizado por la «Container Corporation of America» como parte del primer Día de la Tierra. El ganador fue Gary Anderson, un estudiante de último curso de la Universidad de California del Sur, en Los Ángeles.

El símbolo es un círculo de Möbius y cada una de sus tres flechas representa uno de los pasos del proceso de reciclaje: recogida de materiales para reciclar, el proceso mismo del reciclaje y la compra de estos productos reciclados, de manera que el sistema continúa una y otra vez. Anderson se basó en su diseño en la banda descubierta en 1858 por el matemático y astrónomo alemán August Ferdinand Möbius (1790-1868).

El “Día Internacional del Reciclaje” es un día pensado para que todos los seres humanos tomemos consciencia de la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden, para no contribuir al cambio climático, y así proteger el medio ambiente.

¿Qué es el reciclaje?

La palabra “reciclaje” se entiende como el proceso por el cual una materia o producto ya utilizado, en principio destinado al deshecho, se somete a un tratamiento para obtener una materia prima o un nuevo producto. Es decir, un desecho que se vuelve a introducir en el ciclo de vida, lo cual permite hacer un mejor uso de los recursos naturales, reducir el impacto medioambiental de nuestros hábitos de consumo e idear formas creativas de rediseñar nuestros objetos y darles nueva vida.

Importancia del Reciclaje

El reciclaje conlleva un gran número de ventajas y beneficios para el medio ambiente:

  • Ahorro de energía.
  • Reduce la contaminación.
  • Ahorro de materias primas.
  • Reducción del volumen de residuos.
  • Permite preservar recursos naturales.

«Reducir, Reutilizar y Reciclar»

La UNESCO declaró el 17 de Mayo como el Día Mundial del Reciclaje. Oportunidad para recordar la estrategia de Reducir, Reutilizar y Reciclar, que busca reorientar el comportamiento de todos los ciudadanos con vista a mejorar el medio ambiente.

Cada ciudadano genera en promedio 1 Kg de basura al día, lo que da 365 Kg al año.

Si queremos llevar una vida más ecológica, el principal cambio que podemos realizar como ciudadanos es generar cada vez menos residuos. Por eso, después la reflexión sobre toda la basura que podemos generar en un día, hoy quiero proponer 15 hábitos que te ayudarán a producir menos residuos y desperdicios en el hogar.

  • Reduce el consumo. Básico. Estamos llenos de cosas que no necesitamos. Piensa si realmente necesitas algo antes de comprarlo.
  • Comparte, reparte. Seguramente eso que te sobra en casa puede servir a alguien más. Y lo que utilizas sólo de forma ocasional puede ser compartido (ya sea la tienda de campaña, el equipo de esquí o el coche).
  • Repara. Antes de tirar algo que ya no funciona, piensa si realmente no puede ser reparado. Sí, ya sé que nos venden aparatos eléctricos “desechables” sin advertirnos de ello (la terrible obsolescencia programada), pero si eres un poco apañado (o tienes cerca a alguien que lo sea), tal vez consigas en Internet algún tutorial que te sorprenda. Mauricio, mi compañero, ha salvado un ordenador portatil desahuciado así, y esto mismo puede ser aplicado a muebles, ropa o cualquier otra cosa. Las expertas en dar segunda vida a la ropa son mi mamá y mi querida hermana medio canaria, Costurilla.
  • Compra al granel todo lo que puedas. Si estás habituado a comprar todo en el supermercado puede parecerte casi imposible, pero la realidad es que actualmente puedes comprar una inmensa diversidad de productos por peso. Esto quiere decir, cero botellas, paquetes, cajas y empaques de toda clase. Averigua qué ofrecen los mercados, las tiendas especializadas en alimentación ecológica y los pequeños comercios. Por otra parte, si compras alimentos de producción local, en pequeños comercios, tal vez sea posible reciclar los envases (como hueveras, frascos de yogures o conservas, por ejemplo).
  • Cuando hagas tus compras a granel, lleva tus propias bolsas recicladas o de tela, tuppers, botellas, etc.
  • Lleva siempre bolsas de compras contigo, sobre todo si acostumbras usar bolso o mochila, así no necesitarás las bolsas plásticas de los comercios tampoco para las compras improvisadas.
  • Utiliza servilletas de tela en lugar de las de papel.
  • Evita el uso del papel de aluminio o de film de plástico para envolver alimentos. En la cocina, utiliza envases con tapa y, para las meriendas,envoltorios reutilizables o reciclados.
  • Desde luego, lleva al contenedor de reciclaje adecuado aquellos residuos que no has podido evitar.
  • Revisa la correspondencia que recibes en casa y comunícate con las empresas responsables para solicitar que te hagan envíos digitales o suspendan totalmente aquello que no te interese.
  • ¡No fumes! y esto va por el planeta y por ti. Las colillas de cigarrillo son altamente contaminantes.
  • Consume agua del grifo. Si no es de buena calidad, instala un filtro. Pero si tienes que comprar agua embotellada, que sea siempre enbotellas de gran capacidad.
  • Si tu banco lo permite, solicita el servicio de alertas de gastos para tus tarjetas bancarias. Así podrás pedir a los comercios que no impriman tu comprobante de pago.
  • Si tienes espacio, crea tu propio compostador  para los residuos orgánicos.

En Argentina la separación se hace básicamente en tres: orgánicos (compost), reciclables o secos (papel, cartón vidrio, tetra, plástico, latas) y residuos húmedos (residuos higiénicos, papel, cartón mojado o sucio, vidrios rotos).

Se utilizan dos tipos de bolsas para los residuos: la verde para reciclables que recolectan las cooperativas de Recuperadores urbanos o se depositan en puntos verdes de recoleccion voluntaria (contenedores de uso exclusivo) o entidades recolectoras y la bolsa negra (húmedos) que sigue el sistema de recolección habitual diaria.

Pero en la mayoria de las personas falta motivación para cuidar el medioambiente.

Un prometedor proyecto de reciclaje inclusivo ya recolecta 120 toneladas de PET al mes

La Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo (IRR) avanza con paso firme en la Argentina. A un año de su implementación, el proyecto estratégico “Fortalecimiento del Ecosistema de Reciclaje Inclusivo en Argentina (2017-2019)”, que apunta a mejorar los sistemas públicos de gestión integral de residuos y que se reconozca el trabajo de los recicladores, ya tiene resultados para mostrar. Alejandro Gottig, Coordinador Programático de Fundación Avina, socia fundadora y unidad ejecutora de la IRR, charló con Journey sobre los primeros 12 meses de vida de este ambicioso plan, que arrancó en siete municipios argentinos.

Las siete ciudades argentinas que se sumaron al desafío de apostar por el reciclaje inclusivo son Buenos Aires (CABA), Mendoza, Córdoba, Bariloche (Río Negro), Rafaela (Santa Fe), Marcos Paz y San Miguel (Buenos Aires), pero Alejandro revela que recibieron consultas de al menos otras 12 localidades del país. El objetivo, cuenta, es trabajar con cooperativas locales –como “El Álamo” (Buenos Aires) y “Los Carreros” (Córdoba)– para  recuperar plástico PET y otros materiales reciclables.

“Conviértete en el cambio que quieres ver en el mundo” (Gandhi)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

error

¿Disfrutas de este blog? Por favor, pasa la voz :-)

Pinterest
fb-share-icon
Instagram
WhatsApp