22 de noviembre ~ Día de la música

La fecha recuerda a Cecilia de Roma, patrona de la Música. Virgen, santa y mártir. A pesar de ser una de las santas más populares de todos los tiempos, es muy poco lo que se conoce sobre ella. Se cree que nació en Roma en el año 180, en el seno de una ilustre familia, y que fue casada contra su voluntad con un joven pagano llamado Valerio.

A lo largo de la historia judeocristiana ha sido venerada como la patrona de los músicos alrededor del mundo. Gracias a ella en algunos lugares del mundo, especialmente en Latinoamérica, se celebra el Día de la Música.

Historia:

A fines del siglo segundo después de Cristo, cuando la religión católica aún no era aceptada en el Imperio Romano, una joven devota llamada Cecilia fue obligada por sus padres a casarse con otro joven de la misma sociedad patricia: Valeriano, quien al poco tiempo adoptó la religión de su esposa.

Valeriano, junto a su hermano Tiburcio, se encomendaron a la labor prohibida de sepultar cadáveres cristianos, por lo que fueron arrestados, torturados y condenados a muerte. Luego, las autoridades fueron por Cecilia y le pidieron que renunciara a la religión de Cristo, pero ella confesó que prefería morir antes que renegar de su religión, entonces fue trasladada hasta un horno caliente para que la sofocación y los gases terminaran de ablandarla.

Pese a ese martirio, Cecilia cantó alabanzas a Dios y fue condenada a muerte. El 22 de noviembre del año 230, el alcalde romano Almaquio ordenó que le cortaran la cabeza. Orden que se cumplió.

La referencia histórica más antigua sobre Cecilia se encuentra el Martyrologium hieronymianum, lo que indica que en el siglo IV la Iglesia romana ya la conmemoraba. En este martirologio, el autor menciona su nombre el 11 de agosto, que es la fiesta del mártir Tiburcio.

Pero evidentemente se trata una adición equivocada y tardía, debido al hecho de que este Tiburcio, que fue enterrado en la vía Labicana, fue identificado erróneamente con Tiburcio, el cuñado de Cecilia mencionado en las «Actas de Santa Cecilia». El 16 de septiembre podría ser el día del entierro de la mártir.

En el mismo martirologio se la menciona el 16 de septiembre, con una nota topográfica:

«Appiâ viâ in eâdem urbe Româ natale et passio sánctæ Cecíliæ virginia»

(«en la vía Apia de la ciudad de Roma, nació y murió santa Cecilia virgen»).

En 1594, el Papa Gregorio XIII nombró a Cecilia como patrona de todos los músicos, canonizada por él en este mismo acto, quien también luego sería patrona también de los ciegos y los poetas, y basando la justificación del porque la veneración a Santa Cecilia, en estas líneas entre otras:

«…por haber demostrado una atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos. Su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música…»

En varias obras de arte se muestra a Santa Cecilia rodeada de instrumentos musicales. Esto se debe a que, según dicen los antiguos escritos, la mujer cantó internamente a Dios mientras los músicos de su boda interpretaban canciones paganas.

Estatua yacente de Cecilia en la catedral Sainte Cécile, en Albi (sur de Francia).

Los festivales musicales para conmemorar a Cecilia comenzaron a realizarse en Europa en el siglo XV, y en el siglo siguiente ya se habían extendido por todo el continente. Esta tradición continuó a través de los siglos y en la actualidad cada 22 de noviembre se celebran festivales musicales en todo el mundo.
El padrinazgo de la música le fue otorgado por haber demostrado una atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos. Su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música.

«…por haber demostrado una atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos. Su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música…»

Obras musicales dedicadas a Santa Cecilia:

  • Ode for St Cecilia´s Day, de Georg Friedrich Händel, HWV 76.
  • Himno a santa Cecilia, de Benjamin Britten, inspirado en texto de Wystan Hugh Auden.
  • Un himno a santa Cecilia, de Herbert Howells.
  • Misa a santa Cecilia, de Alessandro Scarlatti,
  • Messe Solennelle de Sainte Cécile, de Charles Gounod,
  • Hymne à Sainte Cécile, de Charles Gounod,
  • Hail, bright Cecilia!, Rise, rise the voice, Welcome to all the pleasures, de Henry Purcell.
  • Missa Cellensis in honorem Beatissimae Virginis Mariae, «Cäcilienmesse», de Franz Joseph Haydn (1766).
  • Sankta Cecilia fue una canción sueca de moda, cantada por Lotta Pedersen y Göran Folkestad en el Festival de la Melodía de Suecia (Swedish Melodifestivalen), en 1984.
  • Cantata para Santa Cecilia, para solistas, coro, coro de niños y orquesta de cámara, de Frederik Magle (1998).
  • Cecilia, vergine romana, de Arvo Pärt, para coro mixto y orquesta (2000), interpretada por Myung-Whun Chung (director), al frente del coro y de la orquesta de la Academia Nacional de Santa Cecilia.
  • Himno Plegaria a Santa Cecilia (Valencia, España), de Salvador Giner Vidal, del cual existe una versión orquestada de José María Cervera Lloret para coro mixto y orquesta.

«La música es un lenguaje universal»

Este día es una buen momento para que los padres recordemos que la educación musical de nuestros hijos es importante. Son muchos los colegios que carecen de aula de música y es obligación de los padres recordarles que es un aspecto que nos interesa. Si por el contrario nuestros hijos están en un colegio que sí cuida la educación musical, apoyemos al colegio para que siga apostando por una educación musical de calidad.

La música no solo es una expresión artística, sino un recurso pedagógico que puede ser empleado para promover el desarrollo de las personas, buscando comprender la sonoridad del mundo como parte de la esencia humana, haciendo posible que al relacionar procesos físicos y psicológicos a través de la práctica musical se desarrollen diferentes habilidades como: la audición, la relación espacial, la motricidad fina, la coordinación visomotora, la lateralidad, la memoria mecánica, la evocación auditiva, el ritmo, la concentración y la expresión de emociones entre otros, favoreciendo los procesos de aprendizaje a través del sonido, el ritmo y la interpretación musical, perspectiva que invita a prestar atención al fomento de la formación artística musical.

Beneficios de la música en la educación

En general la música tiene un gran impacto en todas las dimensiones de la vida de un ser humano y estar expuesto a la música en un ambiente educativo ayuda con la comunicación, a aprender a socializar, en la parte cognitiva, incluso en la motricidad para organizar el movimiento con los ritmos y a reconocer emociones. Estos son solo algunos de los beneficios de la educación musical:

  • Favorece la integración entre los compañeros de clase.
  • Enseña a respirar correctamente.
  • Potencia la atención.
  • Impulsa el razonamiento espacio-temporal y aumenta la creatividad y la capacidad de la memoria.
  • Mejora el aprendizaje de la lectura, las matemáticas y otras materias.
  • Enriquece el vocabulario. Mejora la capacidad de comunicación.
  • nseña a valorar el silencio personal y ambiental.
  • Estimula los sentidos.
  • Refuerza las habilidades de motricidad, rítmicas y de expresión corporal.
  • Aporta un ambiente muy positivo al aula.
  • Eleva la autoestima personal, la seguridad y propicia y canaliza el libre flujo de emociones y sentimientos.
  • Reduce los niveles de estrés y ansiedad.
  • Desarrolla el lenguaje y el razonamiento.

Las materias donde la música prospera

«El aprendizaje musical ayuda a la sociabilización y fomenta la colaboración, el espíritu crítico y el respeto cuando se hacen actividades colectivas. Además, a través de las canciones se pueden aprender valores, hábitos, el alfabeto, las tablas de multiplicar, etc. Por ejemplo, podemos relacionar la tabla del número tres con el ritmo del vals. Es más, a partir del estudio de un instrumento se pueden trabajar muchas asignaturas: geografía (de dónde es originario), historia (cuándo apareció), matemáticas (tamaño y proporciones), física (acústica y sonoridad), plástica (dibujándolo o creándolo con distintos materiales) y todo lo que se le ocurra al profesor»

El poder de la música es tal que sin importar la edad puede tener un profundo efecto en quien la escucha, pero en el contexto de la educación la realidad es que, mientras más temprano la música forme parte de la vida de un estudiante, más óptima será su influencia. Esto es muy importante durante los primeros diez años de vida de un estudiante ya que su cerebro es mucho más receptivo y puede ser mucho más beneficioso para el desarrollo académico y personal del individuo.

A continuación, 10 beneficios de la música en las personas: 

  1. Mejorar el estado de ánimo. Los estudios demuestran que escuchar música puede beneficiar el bienestar en general, ayudar a regular las emociones, y crear felicidad y relajación en la vida diaria.
  2. Reducir el estrés. Escuchar música “relajante” (considerada generalmente con un tempo lento, bajo tono, y sin letra) ha demostrado reducir el estrés y la ansiedad en personas saludables y en personas que se someten a algún procedimiento médico (por ejemplo: cirugía, procedimiento dental, colonoscopía).
  3. Disminuye la ansiedad:  Estudios han demostrado que escuchar música disminuye la ansiedad.
  4. Mejora el ejercicio: Algunos estudios sugieren que la música puede mejorar el ejercicio aeróbico, aumentar la estimulación mental y física, y mejorar el rendimiento en general.
  5. Mejora la memoria: Investigaciones han demostrado que los elementos repetitivos de ritmo y melodía ayudan al cerebro a formar patrones que mejoran la memoria.
  6. Calma el dolor: En estudios en pacientes en recuperación tras una cirugía, los que escucharon música antes, durante o después de la cirugía tuvieron menos dolor y una mayor satisfacción en general comparado con los que no escucharon música como parte de su manejo.
  7. Aporta comodidad: La terapia con música también ha sido usada para facilitar la comunicación, mejorar las interacciones, y expresar sentimientos como miedo, soledad, o enojo.
  8. Mejora la cognición: Escuchar música puede ayudar a recordar cosas que se creían perdidas e incluso ayuda a mantener algunas habilidades mentales.
  9. Ayuda a niños con trastornos del espectro de autismo: En estudios en niños con algún trastorno del espectro de autismo que recibieron musicoterapia se demostró una mejoría en las respuestas sociales, en las habilidades de comunicación, y en la capacidad de atención.
  10. Calma a los bebés prematuros: La música en vivo y las canciones de cuna pueden tener un impacto en los signos vitales, mejorar los comportamientos y patrones de alimentación en niños prematuros, y puede aumentar los periodos prolongados de estado alerta en silencio.

Por eso, como dijimos, elijas una melodía que resulte de tonos dulces para tus gustos, en tiempos que recurrimos a la música para acompañarnos, podrá ser cualquier música, un tango, un rock, música clásica, un bolero, heavy metal ó electrónica, romántica ó la música que tu alma tararea (yo pongo la radio FM todo el día para mis actividades), pero será ella la que nos acaricie el espíritu y por ella vivimos, así de esta forma a ella saludamos y homenajeamos en su día, junto a todos los músicos que la ponen a volar, feliz día de la Música!!!

También te podría gustar...

error

¿Disfrutas de este blog? Por favor, pasa la voz :-)

Pinterest
fb-share-icon
Instagram
WhatsApp